viernes, 17 de junio de 2016

NAZARENA ROMERO: "Salí con Mucha Ayuda, Entrenado es la Única Forma de Seguir"


El sitio web "BOXEO DE CATAMARCA" publicó la nota a Nazarena Romero que reproducimos a continuación.

Al título Provincial amateur de la provincia de Córdoba, que obtuvo a finales de mayo, la púgil recreína Nazarena Romero le agrega el de “Campeona de la Vida”.
En charla con Boxeo de Catamarca, la deportista de 22 años se bajó del ring y habló de la dura vida que tuvo y de los sacrificios que realizó para convertirse en boxeadora y hoy poder saborear sus primeros éxitos deportivos.
Sobre cuándo y por qué comenzó a boxear, la boxeadora recordó: “Un día fui a Casa Fioretti (en Córdoba) a comprar y vi todas esas fotos de boxeadores que él tenía; ya había pensado en boxear porque andaba peleando en la calle. Entonces le pregunté a Fioretti si él pensaba que yo podía boxear y me preguntó la edad, en ese momento tenía 20, y me dijo ‘estás en la mejor edad’. Yo le pregunté donde me enviaría usted para que practique y me escribió en un almanaque dos nombres, Mario y Manuel, y me dijo que fuera al C.P.C., lugar donde se hacen D.N.I., se pagan multas y hay actividades recreativas, que iba de parte de él.
Continuando, Nazarena dijo: “Pasó el tiempo, casi como dos meses y a mi se me complicaba, yo quería ir pero mi ex marido metía trabas, mi hija más chica tenía un añito y él no la quería cuidar. Hasta que un día agarré y le pagué a una chica para que me la cuide, agarré mi hija más grande, la bici y fui al C.P.C. y pregunté por Mario y Manuel.
Fumaba mucha marihuana y aparte mi marido me pegaba. Cuando fui y entré, me atendió Manuel
(por Albarracín, su D.T.) y le dije méteme con cualquiera adentro del ring que yo me la aguanto y peleo con los hombres. Él se reía y me seguía el juego. Me dijo vení mañana y al otro día empecé boxeo”.
En otro pasaje, la deportista de Recreo (La Paz) añadió que “a los cuatro días les habían dicho del C.P.C. que se fueran. A la vuelta de mi casa vivían unos chicos que iban ahí. Al tiempo me dicen que estaban cerca y que le habían prestado un galpón a cuatro cuadras de mi casa, entonces fui y empecé de nuevo, era muy complicado ir ya que todos los días peleaba con mi ex, porque él no me dejaba. Dejé un mes hasta que por fin me dejó ir, me empezó a apoyar en lo que me estaba proponiendo.
Me empiezo a poner las pilas, a dejar de drogarme y al tiempito fallece Mario, uno de mis dos entrenadores. Había que seguir y empiezo a entrenar a la mañana a full y el 11 de octubre tenía que debutar. Lo hice y gané, metí un conteo y 80 personas en mi primera pelea. Así empiezo con el boxeo”.

Nazarena, en otro tramo, se acordó que “en noviembre del año pasado mi ex me da una paliza donde casi me mata, quedé inconsciente, desfigurada y en la calle, no tenía nada. Fui a buscar a mi entrenador, era lo único que había conocido y sabía que él me iba a ayudar, curó mis heridas ya que tenía una puñalada en el brazo. Me ayudó a conseguir donde vivir, donde dormir, donde estar, ya que no tenía nada y empecé todo de nuevo, nunca dejé de entrenar. Ahora alquilo un departamento y tengo de todo, nada me falta, tengo trabajo que me dio Fioretti”.
Prosiguiendo, indicó “a Córdoba me vine con mi hija que tenía 2 años a dedo, cansada agarré un bolsito, mi hija y me vine a Guiñazú y ahora vivo en General Bustos. Mis hijas se llaman Julieta y Maia, de 6 y 2 años, entrenan conmigo también. Estoy sana y llena de felicidad, trabajo en Fioretti, donde atiendo la verdulería, y todo gracias a Manuel, no se que hubiera sido sin él. Ahora él y mis hijas son mi motivo, me va a llevar a la gloria, es el mejor técnico del mundo”.
Luego, Nazarena expresó: “Salí con mucha ayuda, entrenado es la única forma de seguir. Me levanto a las 5.30 para entrenar y para poder llevar a mi hija a la escuela que entra a las 8 y yo entro a trabajar a las 8.30. Hace poco vino mi madre que hacía más de un año que no veía. Mi papá falleció hace 3 ó 4 años”.
En la parte final, la deportista adelantó que “el 22 de julio defiendo el título con Mirna Rodríguez. Ya peleé con ella, me quitó el invicto, yo estaba invicta con 11 peleas, pero ya le gané en la última pelea por título. El 24 de junio tengo otra pelea y así voy sumando experiencia. Mi objetivo es ser campeona del mundo, entreno para a eso”.
Y finalizó, agradeciendo “a mi sponsors Casa Fioretti por su apoyo, a mi entrenador que me va a llevar a ser campeona del mundo, gracias a toda la gente que me ayuda y me apoya, un beso grande a la gente de Recreo”.

No hay comentarios:

Publicar un comentario