domingo, 16 de octubre de 2016

SOLEDAD CAPRIOLO: “Mi Sueño es Ganar el Título del Mundo”


El semanario "LA JORNADA" en su edición web publicó la nota de Hernán Ibar a Soledad Capriolo que reproducimos a continuación (Foto del mismo medio).

Corría el año 1981 cuando comenzó esta historia. María Soledad nació en Funes, provincia de Santa Fe. Sin embargo, el camino iba a derivar en que ella desembarque posteriormente en Villa Carlos Paz.
Llevando el deporte en la sangre, y ya instalada en la ciudad serrana, “La Bonita” tuvo su paso por el kickboxing. Pero tiempo después el amor por el boxeo iba a comenzar en una novela que aún está en su mejor escena.
Bajo el mando de Don Carlos Bustos, comenzó a entrenarse en la institución de barrio obrero, ella aprendiendo de los mejores, pero además demostrando su técnica en algo que ya se transformó en un estilo de vida.
Luego llegaron las primeras peleas, el duro camino del amateurismo, las victorias y derrotas. Pero cuando parecía que la toalla se caía, “La Sole” despertaba su espíritu y su convicción de que sí se podía y que esto continuaba.
Ya conocida en el ambiente como ‘La Bonita’ Capriolo, se ganó el respeto de sus rivales, imponiendo su belleza en el cuadrilátero y la delicadeza para brindar sus golpes en cada una de las peleas.
Hoy viviendo su mejor momento boxístico, sigue su rutina como aquellos comienzos, sencilla, saludando a cada persona que se le acerca y sin perder la humildad de los grandes.
Siendo toda una profesional, dentro y fuera del ring, la representante carlospacense también se propone metas y sueños alejados del deporte. Como toda una dama, piensa en ser madre, y ya planea una vida para el futuro.
Con un largo historial recorrido, Capriolo se sigue emocionando como cuando ganaba las primeras veces, pero ojo, también está más motivada que nunca por cumplir el sueño de su vida, un título del mundo que se acerca, y no es para cualquiera…
Pero para ella sí, Soledad Capriolo ya ganó y es una campeona mundial…
– ¿Cuáles son las sensaciones luego de conocer la noticia de que irás por el título del mundo?
La verdad que me siento feliz, estoy viviendo un sueño. Llegamos. Después de tantos años estamos en la pelea que tanto esperábamos, cuesta mucho aún, pero la satisfacción más grande que puede haber llegado a mi carrera la estoy viviendo ahora.
– ¿En qué momento te llega esta pelea?
Mi carrera fue paso a paso, tuve un amateurismo largo y también bastante sufrido, luego nos preparamos para lo profesional que también le brindamos mucha dedicación y detalles, siendo esto impecable, con Carlos (Bustos) realizamos un trabajo que ahora se empieza a ver en los resultados, teniendo una oportunidad de este tamaño, es lo que queríamos y se trabajó mucho para llegar a esto. La verdad que mi sueño es ganar el título del mundo.
– ¿Cómo viene la preparación para esta presentación en Indonesia?
No fueron muchos los cambios, simplemente adelantamos objetivos, ajustamos muchas cosas, veníamos trabajando desde todos los ámbitos, ahora con contar del apoyo de la gente porque también se necesita de varias cosas extras, van a ser 10 rounds y para un título del mundo es mucha exigencia y ante una rival que es campeona. Es una pelea que tengo que ir a retar a una que ya tiene la corona mundial, la gente nos acompaña y eso me ayuda un montón.
– ¿En qué cambió tu vida cuando pasaste al profesionalismo?
Desde que me hice profesional mi vida hizo un cambio en el sentido completo, el boxeo pasó a ser parte central de mi vida, lo laboral o personal si se quiere llenaban espacios que me sobraban de este deporte, yo me ocupaba a entrenar y prepararme para las peleas y luego ocuparme de lo otro. Hubo muchas renuncias, alejamiento de personas, he tenido que hacer cosas a un lado que son importantes para la vida de un ser humano, pero todo sea para lograr esto que tanto deseo. Fue durísimo y es así, desde que llegó esta propuesta del exterior todo tiene sentido.
– ¿Te acordás cómo fue tu primera pelea?
Sí, cómo olvidarla. Mi primera pelea frente a Dayana Sánchez de Córdoba, una gran campeona, tanto ella como su hermana son ejemplos para los boxeadores del país. Luego de ese debut estaba con muchas ganas de volver a enfrentarme a ella, que así fue varias veces, pero quería volver al gimnasio y prepararme mejor.
– ¿Qué fue lo peor y mejor de tu carrera?
Hubieron muchas cosas que fueron dolorosas, no tengo un mal recuerdo, usé todo lo malo para seguir. Recuerdo que perdía y sufría las peleas, la mayoría de las personas me comentaba de que deje y que no era para mí esto, de repente cuando me lo planteaba internamente decía que yo tenía que seguir, que sí podía. Mis inicios fueron con Don Horacio Bustos, después me retiré e hice kickboxing pero luego volví a boxeo con Carlos (Bustos), y ahí fue donde mi vida deportiva cambió. Usé lo peor y mejor para llegar a donde estoy.
– ¿Te imaginabas que el boxeo te iba a dar todo lo que conseguiste?
Lo único que nunca imaginé fue el camino, sí me imaginé que me podía dar muchas satisfacciones. Cuando era amateur me imaginaba que el árbitro me levantaba las mano, en ese entones perdía muchas peleas, entonces mi gran anhelo era eso, y cuando empecé a ganar sentí eso, lo que soñaba era realidad y eso es maravilloso e inexplicable. Para mí ganar me da una emoción enorme como si nunca hubiese logrado una victoria, pero eso lo aprendí después de tener una gran experiencia. Siempre el boxeo me resultó maravilloso.
– ¿Qué es el boxeo para vos?
Ya creo que a esta altura es parte de mi vida cotidiana, es un modo de vida. El boxeo es eso, la rutina habitual durante el día, la estructura, respetar los horarios para que todo salga bien. Ya es parte de mí, no puedo vivir del boxeo pero en mi trabajo me dan el espacio para que pueda crecer en mi carrera deportiva y eso no tiene precio.
– ¿Qué sueño tenés pendiente en esta disciplina?
Dentro del boxeo estoy completa, satisfecha, llena. No solamente avancé y crecí deportivamente sino como persona y también como técnica. A mi currículum le da otro espacio que también en un futuro me gustaría ser entrenadora de box. Pelear por un título del mundo es tocar el cielo con las manos, lo que venga después ya voy a estar agradecida, disfrutando todo. Sí me quedarían cosas pendientes pero no del deporte, por ahí estudiar una carrera y me gustaría ser madre también en algún momento. Ahora enfocada en el boxeo pero luego de eso acomodaremos las otras cosas.

No hay comentarios:

Publicar un comentario